imposibleEn mi último post, definía qué son las creencias y establecía las diferencias entre las creencias racionales y las creencias irracionales; y vimos algún ejemplo.
En esta entrada, voy a hablaros acerca de cómo identificar nuestras creencias irracionales, paso previo e indispensable para poder hacerles frente.

En primer lugar, tenemos que saber que no son los acontecimientos externos los que nos generan los estados emocionales, sino la manera de interpretarlos. Esto significa que si somos capaces de cambiar nuestro estilo de pensamiento, seremos capaces de generar estados emocionales menos dolorosos, más positivos y acordes con la realidad. Pero, ¿Cuál es nuestro estilo de pensamiento?, ¿tenemos creencias irracionales?…

Para identificar tus creencias irracionales tómate un tiempo para responder a estas preguntas…

Toma conciencia de tu estado anímico actual
  1. ¿Te sientes angustiado, deprimido o triste y no sabes exactamente el porqué?
  2. ¿Te cuesta tomar decisiones o te ves incapaz de decidir?
  3. ¿Sientes miedo? ¿a qué?…

Si respondes afirmativamente a cualquiera de estas tres cuestiones… hay alguna creencia irracional detrás. La respuesta a la última pregunta “¿a qué tienes miedo?” te puede dar la clave.

Reflexiona sobre tus pensamientos y acciones presentes
  1. ¿Has hecho algo hasta ahora para solucionarlo?
  2. ¿Qué te impide actuar para resolver tu situación?, ¿qué obstáculos encuentras?
  3. ¿Prefieres evitar el problema?
  4. ¿Has pensado en otras opciones?

Si respondes “no” (o “sí, pero…”) a las cuestiones 1 y 4;  y/o contestas “sí” a la 3… una creencia irracional se esconde. Las respuestas a las preguntas del punto 2 te van a proporcionar información valiosa para desenmascararla.

Recuerda…
  1. ¿Cómo has actuado en otras ocasiones ante una situación estresante que has resuelto satisfactoriamente?
  2. … Y antes de resolverla… ¿qué sentiste y qué pensaste?…,
  3. … ¿Hubo una correspondencia real entre lo que pasó y lo que tú creías que podía haber pasado?
  4. ¿Recuerdas haber vivido algún acontecimiento negativo en tu infancia/adolescencia que te marcara especialmente y sobre el cual sacaras tus propias conclusiones?…,
  5. … ¿Ha condicionado ese recuerdo tu forma de pensar a partir de entonces?…

Si respondes “no” a la pregunta 3 ;  y/o  “sí” a las preguntas 4 y 5… nos encontramos, de nuevo, con una creencia irracional que te provoca malestar y te impide avanzar en la resolución de tus problemas. La respuesta a la pregunta 2 te va a dar pistas sobre cuál es esa creencia.

 

Os recomiendo ver este video muy breve y esclarecedor con algunos ejemplos de creencias irracionales.

 

Continuará…
En mi próximo artículo os facilitaré unas pautas acerca de cómo desmontar y neutralizar las creencias irracionales, sustituyéndolas por otras creencias más saludables y positivas.