Mona_Lisa_detail_mouth

Conoces el poder de una sonrisa? … sólo tienes que vestir tu rostro con tu mejor sonrisa por la mañana, al levantarte, y después hacer todas las cosas que llevas a cabo habitualmente: hablar con tu familia, ir a trabajar, llevar a los niños al colegio, ir a comprar, charlar con los amigos…, etc. De entrada, simplemente al hacer el gesto de elevar las comisuras de los labios ya estás preparándote para algo bueno…, porque el “buen rollo” está en tus manos, de ti depende (fundamentalmente), de lo que transmites y de cómo percibes las cosas que te rodean y la sonrisa es la mejor herramienta. Porque, aunque estés atravesando una etapa complicada y te sientas triste, el simple hecho de sonreir te predispone para hacer frente a ese mal momento, te arma con una actitud retadora contra la adversidad, te obliga a adoptar una actitud activa y de superación. La sonrisa es algo que tiene un gran valor y que no cuesta nada, satisface a quien la recibe y a quien la da y, aunque dure pocos segundos, es difícil de olvidar. Además, está comprobado que refuerza tu sistema inmunológico e incrementa la esperanza de vida. Piensa… ¿cómo te sientes cuando alguien se dirige a ti con una sonrisa?, ¿qué te provoca?. Hazlo tú, observa cómo te responden, cómo te miran, cómo consigues provocar otra sonrisa, atraer la atención, crear sentimientos positivos, sentirte bien… y recuerda, una sonrisa siempre “abre puertas”.