manos mundo

¿Te has parado a pensar alguna vez acerca de cuáles son tus ideales?, ¿qué cualidades admiras en otras personas? … Me refiero a esos conceptos abstractos e intangibles que todos y cada uno de nosotros tenemos en nuestro cofre del “yo”, pero de los cuales no somos totalmente conscientes. Te hablo de los “valores”: principios que dan sentido a nuestra vida, condicionan nuestra manera de ser y guían nuestra conducta.


A lo largo de la vida, y fruto de nuestras experiencias, nuestra educación y nuestra cultura, nos vamos identificando con determinadas convicciones profundas y vamos conformando nuestra “escala de valores”. Esta escala puede experimentar diversos cambios con el tiempo, tanto en el orden de prioridad de los valores, como en los valores mismos (inclusión y/o exclusión de valores) y suelen ir asociados a hitos importantes de nuestra trayectoria vital.


Gran parte de tus valores son “tesoros” por descubrir (están dentro de ti, pero de forma inconsciente) y cuando los encuentres, tendrás la libertad para decidir la mejor manera de satisfacer tus necesidades.


Para entender la importancia que los valores tienen en tu vida, te propongo que hagas el siguiente ejercicio:

 

1. Revisa la siguiente lista de valores y selecciona aquellos con los que te sientas más identificado.

 

LISTA DE VALORES

Abundancia Desapego Honestidad Precisión
Aceptación Desarrollo personal Honor Preparación
Adaptabilidad Descanso Honradez Presencia
Afecto Descubrimiento Hospitalidad Privacidad
Agilidad Deseo Humildad Proactividad
Agradecimiento Destreza Humor Productividad
Agresividad Determinación Igualdad Profesionalidad
Alegría Devoción Imaginación Profundidad
Altruismo Dignidad Impaciencia Progreso
Ambición Diligencia Imparcialidad Prosperidad
Amistad Dinamismo Imperturbabilidad Prudencia
Amor Diplomacia Independencia Puntualidad
Anticipación Disciplina Individualismo Pureza
Apoyo Discreción Ingenio Racionalidad
Aprendizaje Disfrute Ingenuidad Realismo
Aprobación Disponibilidad Inspiración Reconocimiento
Aptitud Diversidad Integridad Reflexión
Armonía Diversión Inteligencia Relajación
Arte Dominio Intensidad Religiosidad
Asertividad Ecología Intimidad Reputación
Asombro Economía Intrepidez Resiliencia
Astucia Educación Introspección Resistencia
Audacia Efectividad Introversión Resolución
Austeridad Eficiencia Intuición Respeto
Autenticidad Elegancia Invisibilidad Responsabilidad
Autocontrol Elocuencia Juego Riesgo
Autoridad Emoción Justicia Rigor
Aventura Empatía Juventud Riqueza
Belleza Empuje Lealtad Romance
Bienestar Encanto Liberación Sabiduría
Bondad Energía Libertad Sagacidad
Calma Enfoque Liderazgo Salud
Cambio Entendimiento Limpieza Satisfacción
Capacidad Entrega Lógica Seguridad
Caridad Entretenimiento Logro Sencillez
Cercanía Entusiasmo Longevidad Sensatez
Certeza Equilibrio Lucidez Sensibilidad
Colaboración Esperanza Madurez Sensualidad
Comodidad Espiritualidad Majestuosidad Serenidad
Compañerismo Espontaneidad Mente abierta Servicio
Compartir Estabilidad Meticulosidad Sexualidad
Compasión Estética Misterio Silencio
Competencia Estupidez Moda Simplicidad
Competitividad Ética Moderación Sinceridad
Comprensión Euforia Modestia Sinergia
Compromiso Exactitud Motivación Sofisticación
Comunicación Excelencia Naturaleza Soledad
Comunidad Éxito Nobleza Solidaridad
Concentración Experiencia Obediencia Sorpresa
Conexión Exploración Objetividad Supremacía
Confianza Expresividad Observación Talento
Conformidad Extravagancia Oportunismo Temperamento
Congruencia Extroversión Optimismo Templanza
Conocimiento Facilidad Orden Ternura
Conciencia Fama Organización Tolerancia
Constancia Familia Originalidad Trabajo
Continuidad Fe Paciencia Trabajo en equipo
Convicción Felicidad Participación Tradición
Convivencia Fidelidad Pasión Tranquilidad
Cooperación Filantropía Paz Trascendencia
Coraje Firmeza Paz interior Transparencia
Cordialidad Flexibilidad Pereza Unicidad
Corrección Fluidez Perfección Unión
Cortesía Fortaleza Pericia Utilidad
Creatividad Franqueza Perseverancia Valentía
Crecimiento Frescura Perspicacia Valor
Credibilidad Frugalidad Persuasión Variedad
Cuestionamiento Ganar Pertenencia Velocidad
Cuidado Garantía Piedad Verdad
Cumplimiento Generosidad Placer Versatilidad
Curiosidad Gentileza Plenitud Victoria
Dar Gracia Poder Vigilancia
Deber Gratitud Popularidad Vigor
Decisión Guía Pose Virtud
Decoro Habilidad Positivismo Visión
Dependencia Heroísmo Potencia Vitalidad
Desafío Higiene Pragmatismo Voluntariedad

 

2. Repasa tu lista de valores seleccionados y elige sólo 10. Tus valores más importantes.

Para comprobar que esos son tus valores preferidos, recuerda tres momentos de tu vida en los que te hayas sentido muy bien; y otras tres situaciones en las que, por el contrario, te sintieras triste, enfadado o insatisfecho. Ahora pregúntate si estas vivencias tienen que ver directamente con esos valores. Si no es así, vuelve a revisar la lista de valores y elige de nuevo tus 10 valores fundamentales.

 

3. Ordena tus 10 valores por orden de prioridad, de forma que el 1 sea el más importante para ti en este momento, en esta etapa de tu vida.

 

4. Escribe qué significan para ti cada uno de esos valores. ¿Qué interpretación personal le das a cada uno?, ¿por qué los has elegido?

Lleva contigo tu lista de valores en el soporte que prefieras (papel, smartphone, tablet…). Te servirán de guía para tomar futuras decisiones.

 

5. Reflexiona acerca de tu situación actual en todas las áreas de tu vida: desarrollo personal, salud, trabajo, familia, pareja, amigos…

¿Vives en consonancia con tus valores?

Si por ejemplo has seleccionado “respeto”: ¿tu familia te respeta?, ¿tus amigos son respetuosos contigo?, ¿tratas a los demás con respeto?, ¿te respetas a ti mismo?…

Si has elegido “creatividad”: ¿tu trabajo actual te permite ser creativo?, ¿te sientes creativo?, ¿tu pareja valora la creatividad?…

 

6. Saca tus propias conclusiones…

Si tu conclusión es que no vives de acuerdo con tus valores, seguramente sentirás cierta insatisfacción con tu vida.

Te puedes plantear 3 opciones:

a) Cambiar aquella/s área/s de tu vida que entra/n en conflicto con tus valores.

b) Adoptar otros valores y/o adaptar los que tienes a tu situación actual.

c) Seguir así.

 

7. ¿Qué decides?

 

La Psicología y el Coaching te pueden ayudar en tu proceso de cambio en ‘pro’ de tus valores.


Y recuerda: los valores son la energía que hay detrás de las metas y lo que te compromete con tus objetivos. Son el motor del cambio.

 

¡Trabaja tus valores!

 

Escrito por Pepa Bueno Marí